MISCELÁNEA REILLO

Un poco de todo, como el universo Reillo. Pintura, poesía, mis pensamientos...

sábado, 30 de julio de 2011

Artículo en Diario de Sevilla

http://www.diariodesevilla.es/article/vivirensevilla/1032622/la/salud/y/bienestar/como/meta.html

Hoy 30 julio 2011. JUANJO SÁNCHEZ-MORUNO

En una sociedad en la que la escasez de tiempo y el estrés provocan estragos en nuestro cuerpo, los malos hábitos alimenticios y el cansancio mental desgastan una forma de vida saludable. De este modo, es necesario que un grupo de personas trabajen en beneficio de la comunidad, recordando que hay aspectos cotidianos que deben ser cuidados. Es el caso de Blanca Giménez Reillo, licenciada en Farmacia, especialista en Dietética y Nutrición y educadora para la salud; José María Rodríguez, profesor de Naturopatía y José María Fedriani, escritor y experto en crecimiento personal, quienes cruzaron sus vidas hace tres años y decidieron crear la asociación Aula Activa de Crecimiento.

Con el objetivo de mejorar la salud y el bienestar físico y psíquico de la población en general, además de contribuir a educar y difundir información sobre los problemas que afectan a estos aspectos, cuentan con cerca de una veintena de socios que, todos los años, aportan 20 euros de cuota para sufragar los gastos de administración. Lo que importa no es el pago; de hecho, la asociación no tiene ánimo de lucro y realiza las actividades y colabora de forma desinteresada. "Lo único que hace falta es que nos pidan el servicio y que el coste vaya a cargo de la asociación para la que trabajemos", dice José María Fedriani, uno de los miembros fundadores. Así, suelen beneficiarse de centros cívicos o locales de asociaciones simpatizantes para la realización de cursos, talleres y charlas. "En estos tres años hemos abarcado temáticas como el autoestima, nutrición, visualización creativa, técnicas de venta y búsqueda de metas. Esta última, con la colaboración de una asociación juvenil", añade Fedriani. La preparación de los miembros de la asociación es fundamental, ya que se sirven de sus conocimientos para la impartición de los cursos. "Si nos encargan una temática en la que necesitemos ayuda exterior, tiramos de los colaboradores y gente conocida". Su labor se centra en Sevilla, aunque están dispuestos a trasladarse a cualquier parte de Andalucía. "Por regla general, nos pagan los gastos del viaje, aunque también hay miembros que se han prestado a desplazarse por su cuenta para dar el curso".

Con motivo del tercer aniversario, tienen una especial programación para el verano. "Ayer hicimos una escapada a Punta Umbría, donde llevamos a cabo tertulias en la playa, además de bañarnos y disfrutamos del atardecer". Sin embargo, la celebración es hoy, en la que todos los miembros de la asociación y simpatizantes están invitados, al anochecer, a unas tapas y cervezas a las 21:30 en el Bar La Fábula de la Ronda de Triana. Allí, Blanca G. Reillo y José María Fedriani presentarán su libro El hemisferio olvidado, una recopilación de poemas escritos desde el lado derecho del cerebro por dos sexos diferentes que, según su coautor, muestran: "La parte femenina que todos tenemos dentro y que a menudo está olvidada y marginada". Un libro en el que cabe la crítica hacia la actual unión fugaz de personas, en las que no tiene importancia el apego, como el poema Ya nadie cree en el amor, escrito por Reillo.

Los dos primeros sábados de agosto servirán de acogida para una visita a la ciudad romana de Baelo Claudia, en la pedanía tarifeña de Bolonia. Los miembros podrán disfrutar de un día en la playa, junto a una visita teatralizada, organizada por la asociación Hespérides Gestión Cultural, en el conjunto monumental. A través de personajes llegados del pasado, como el honrado magistratus Publius Cornelius y su filia menor Cornelia Tertia, entre otros, se explican las singularidades del enclave romano y su historia, además de los entresijos de la ciudad donde se fabricaba el garum, la salsa más apreciada del Imperio. "Las actividades en verano son más complicadas, por el tema de las vacaciones, pero no desistimos", según Fedriani. En un futuro, esperan que la asociación siga creciendo, de hecho, están abiertos a la recepción de nuevos socios. "Tenemos planeado ofrecer tai chi, gracias a unas colaboradoras. En definitiva, trabajamos por todo lo que produzca un bienestar físico, algo que es prácticamente inabarcable", añade.